Go to Top

Review del Thrust Exile Drum Set

Sex, drums, and rock and roll. Ese es el lema de Thrust Custom Drums, y es una actitud que impregna todas las facetas de la imagen de la empresa. Thrust crea sets de batería de alto rendimiento que positivamente rezuman a estrella de rock. Pero la gran noticia es que Thrust se reinventó a sí misma en el año 2009. La compañía seguirá ofreciendo una variedad de opciones de batería personalizadas, pero con el foco puesto en seis kits.

La SS Performer series de Thrust creó gran revuelo en la Hollywood Drum Show del año pasado. La SS Performer es un kit todo de acero inoxidable que tiene una tonalidad sorprendentemente rica, pero es una bestia tan pesada que necesitarías un equipo de sherpas para moverla. Mientras que nosotros estabamos interesados en probar el conjunto SS Performer, nuestras espaldas están agradecidas de que los gastos de envío impidieron que fuese una opción. A cambio, Thrust nos ofreció otro de sus seis kits promocionales, el kit Exile completamente de Arce y que es el tema de esta review.

Out of the box.

El kit Exile está claramente diseñado para rockeros que quieren hacer una declaración simple y sin complicaciones acerca de su forma de tocar la batería. Y no hay manera de que se confunda con una bateris de jazz, jobbing, o con otra batería de propósito general. Su configuración de one-up-two-down y toms de gran tamaño grita Rock & Roll – piensas en Guns N ‘Roses, Mötley Crüe o AC / DC. Pero no es un set basico. Es un kit hecho con todas las características de alta calidad y una esmerada atención a los detalles que hacen que Thrust se destaque del resto de fabricantes de baterias custom.

El Exile kit incluye los sellos que corroboran que la madrea utilizada es 100% arce del Norte de América. Los toms y el bombo utilizan bordes de apoyo de 45 grados duales, pero difieren en su número de capas: Los toms usan seis capas, mientras que el bombo utiliza un diseño de diez capas que es lo suficientemente resistente como para montar un tom o dos. Thrust no suele montar los toms sobre su bombo, pero su aguante está comprobado si usted lo necesita.

Los toms de tamaño más grandes ofrecen los tonos más bajos y el volumen extra para cumplir con las demandas de rock. El kit Exile viene con un aereo de 13×10 y dos bases de 16×16 y 18×16, el bombo es un 24×18 y una caja de acero inoxidable de 14×6,5 plenamente capaz de mantenerse al nivel de los requisitos de volumen de este kit.

El acabado.

El kit tiene un aspecto de bajo coste, pero solo basta con pasar la mano por su atractivamente suave lacado negro mate para darse cuenta de la calidad y el detalle. Al parecer, se inspiraron en el espíritu de los coches de carreras de la vieja escuela estilo Hot Rod. La estética Hot Rod en negro mate nos advierte que pese a un aspecto descuidado y pobre, debajo del capó se esconde un autentico Muscle-Car. La estética se completa con unos aros matte-black powder-coated 2.3mm triple-flanged en los timbales.

Una de las ventajas de los acabados de alto brillo tienen es que ofrecen al kit un poco más de protección contra los desafortunados golpes y abolladuras. El brillo protege la batería un poco mejor que un acabado mate o satinado.

El Sonido.

Estos tambores suenan increíble. Los dos bases usan pies Pearl-style air-suspension para sostenerse. Tocar suave era un poco como escuchar un trueno lejano. Golpear con fuerza añade una grieta explosiva, que le permite saber cual es la mejor forma de atacar esos toms. Los toms base no tienen escasez de gama baja. La cadencia era suave y uniforme. El mero tamaño del tom prácticamente te dice cómo tocar con ellos. Consiguen un punch increible y un suave final bajo perfecto para asaltar grooves estilo jungle. A los pocos minutos de tocar el “Sing, Sing, Sing”de Louis Prima, aún fluía bajo mis manos el ultimo golpe en un homenaje atronador al gran Gene Krupa.

El tom aereo de 13 “x 10” viene con un soporte de aislamiento de estilo Pearl. Este es un tom con caracter, y tiene un montón de gama baja equilibrada con un bonito ataque claro. Afinación baja (¿De que otra forma se puede afinar un set como este?), Tiene un sonido impactante que es perfecto para los patrones de un solo trazo que los toms de este tipo demandan. Este no es un kit que se elija para tocar en voz baja, ya que el diámetro de los tambores necesita al menos una intensidad media para un rendimiento ideal. Golpear duro te ofrece todo lo que un rockero necesita: punch, volumen, y una amplia gama baja con un decaimiento controlado.

El bombo es un monstruo. Es grande, negro y hermoso. Está rematado con aros de madera y terminales niquelados, garras de fundición, y espuelas retráctiles. No puedo evitar desear que las garras de fundición estubieran protegidas con una junta para preservar el acabado de los aros, y que el bombo hubiera llegado con un protector para el pedal. En cualquier caso, este bombo ofrece punch de gama a raudales y es lo suficientemente grande como para todavia sonar bien incluso cuando el parche esté flojo.

El Aquarian Superkick II que venía instalado en él es un parche muy controlado. En este bombo el Aquarian Superkick II de una sola capa le aporta un poco mas de versatildad si cabe. La proyección no será un problema con este equipo, y podría ser utilizado con un microfoneado mínimo o ningún tipo de microfonía en clubes de espacio mas reducido.

La Caja.

Caja Thrust

La caja de 14 “x 6.5” de acero inoxidable niquelado tiene una carcasa de acero serie 304 con un espesor de calibre 18 (aproximadamente 1,2 mm). La inoxidable serie 304 es la misma aleación básica utilizada para fines de elaboración de alimentos, ya que es resistente a la corrosión y la oxidación. Esta caja es niquelada y debe ofrecer una vida de apariencia y rendimiento agradecidos. Es pesada, pero es una caja profesional seria, no un modelo de principiante desechable y ligero. Al igual que el resto del kit, que tiene aros de 2,3 mm de triple brida. También viene con diez terminales de latón niquelado estilo tubo.

Una nota sobre las bellotas de tubo: ofrecen una apariencia elegante y clásica, sin embargo no ofrecen mucha amortiguación a los golpes pesados y se puede desafinar un poco más rápido. Si usted es un potente baterista, le recomiendo coger algunos tornillos tensores TightScrew para la cabeza de arriba. Tienen una ranura de nylon en cada tornillo para evitar desafinación y la vibración inducida.

A diferencia de algunas cajas de acero inoxidable baratas, esta caja no sonaba terriblemente brillante. Es muy sensitiva si la tocas suavemente y ofrece una buena respuesta, pero si esperas un montón de frecuencias agudas, esta caja puede que se sorprenda con su equilibrio en cualquier tipo de rango. La selección del parche y la profundidad de la caja sin duda suman un plus al tono más bajo también.

Veredicto.

Thrust Custom Drums pueden ser relativamente nuevos en el negocio de las batería personalizadas, pero trae un kit de batería de alta calidad ideal para rockeros duros que desean un sonido potente y profundo. El Exile ofrece todas las características que usted esperaría de un kit personalizado, pero sin sufrir un injusto golpe a su presupuesto.

Detalles.

Bombo y timbales: 100 % arce americano con los bordes de apoyo doble de 45 grados.
Caja: acero inoxidable 304 series 1.2mm.
Configuración: 13 “x 10” rack tom, 16 “x 16” y 18 “x 16” floor toms, Bombo de 24 “x 18″ y una caja de 14″x 6.5” de acero inoxidable.
Acabado: Lacado negro mate en el kit y acabado en acero inoxidable niquelado en la caja. Docenas de otros acabados disponibles.
Precios: Kit Exile sin caja: 3,100 $, Kit Exile con caja: 3,500 $; solamente la caja de acero inoxidable: 595 $.

Más información en www.thrustdrums.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *