Go to Top

Pedro Pablo Rodríguez

Pedro Pablo Rodríguez

Pedro Pablo Rodríguez Mireles

La Percusión por dentro

Por Asensio Ros "Wally".

Originario de Cuba, con una sólida formación basada en la mezcla de lo clásico y la tradición a través de maestros cubanos, es uno de los percusionistas jóvenes con mayor proyección. Multidireccional en la música, combina diferentes estilos y se desenvuelve con eficacia en distintos contextos. En Batería y Percusión hemos hablado con él para que nos cuente su enfoque y sus vivencias alrededor de la percusión.

¿Cómo empezaste en el mundo de la percusión? ¿Quiénes fueron tus primeros maestros y que métodos de aprendizaje utilizaste?
¿Te digo la verdad? Bueno, mi hermana mayor estudiaba música en la escuela provincial y mis padres que estaban bastante contentos con el tipo de enseñanza que daban querían que yo también fuera, pero no me convencía…me gustaba más el deporte. Y un día mi hermana me comentó que los baterías tenían muchas novias y me presenté a las pruebas de percusión.

Los maestros de la Escuela Provincial de Arte de Pinar del Río .Recuerdo en especial a Héctor Luis Alonso, mi profesor principal y amigo;  Gilberto, jefe de cátedra de percusión de la escuela; José Eladio Amad, jefe de cátedra de la Escuela Nacional de Música . La formación de los músicos cubanos parte de la música clásica y el aprendizaje a parte de lo teórico, también tenía clases individuales, prácticas de conjunto, etc. Utilizábamos métodos de las escuelas rusas y americanas: Stick Control, Buddy Rich, Podemsky y otros.

¿Un  buen percusionista nace o se hace?
Se hace; con buenos maestros, desarrollando las cualidades naturales y a través del esfuerzo y el trabajo continuos. Yo particularmente no tenía tradición musical en mi familia, como suele ser el caso de muchos otros percusionistas; sólo contaba con la referencia de mi abuelo que tocaba el tres como muchos guajiros del campo en las fiestas familiares y bien bien se sabía sólo cuatro o cinco canciones.

Te contaré una anécdota que recuerdo de cuando tenía 15 años y era la época del período especial en Cuba: solía ir al centro de la cuidad para comprar pizzas que luego vendía a mis compañeros de clase y con lo que ganaba me compré una grabadora y casettes para grabar música cuando iba a ver tocar a grupos y después poder estudiarla. Lo que demuestra que cuando no se tienen los recursos necesarios, como en mi caso que no había músicos en mi casa que pudieran proveerme de ellos; uno se hace a sí mismo a base de empeño.

Cuba es cuna de grandes percusionistas. ¿Por qué crees que sucede?
Imagino que como yo, todos querían muchas novias…¡jajaja! Hablando en serio, somos una mezcla de muchas culturas cada una con sus influencias rítmicas; principalmente las africanas de diferentes tribus y por esto el cubano lleva la percusión por dentro.

¿Cuáles son tus referencias musicales en percusión?
Mi maestro José Luis Quintana (Changuito); mi maestro de batás y música afrocubana Reynaldo Hernándes (Naldo), hijo de “El Goyo”; Tata Güines; Miguel Angá; Giovanni Hidalgo; Muñequitos de Matanza; Yoruba Andabo; Clave y Guaguancó; Irakere; Los Van Van…

Normalmente ¿Que música te gusta escuchar?
Me gusta el latin jazz, la música afrocubana, la timba, Mikael Jackson, Boyz II Men, Feeling (sobre todo con mi madre), Los Van Van… entre otros.

¿El panorama musical en España?… Lo veo mucho más difícil ahora que años atrás

Entre los diferentes estilos musicales ¿En cuál te encuentras más cómodo?
Latin jazz, rumba, música afrocubana, fusiones con rock, pop, flamenco, etc… Salsa, Timba y hasta Reggaeton. Pienso que los percusionistas en los tiempos que corren debemos ser todo-terrenos

Has acompañado a infinidad de artista en Cuba como NG La Banda, Pío Leyva (El Montonero de Cuba), Juan Pablo Torres, Demetrio Muñiz, Amadito Valdés,  Eliades Ochoa,  Alain Pérez (con el que sigues colaborando continuamente)… entre otros ¿Qué te han aportado como percusionista?
Aprendes de cada agrupación y de cada director el método de trabajo, desarrollas los estilos musicales que aplican y estos maestros siempre te enseñan los trucos de los antiguos percusionistas que les acompañaban en sus extensas trayectorias artísticas; ya sea demostrándotelo en el instrumento o contándote anécdotas.

Decidiste venir a España donde has acompañado a grande artistas (Manu Tenorio, Luz Casal, Emilio Aragón, Javier Massó “Caramelo”, Jerry González…) y has formado parte de varios proyectos como “Habana Blues Band”… ¿Qué tal tu experiencia aquí? ¿Cómo ves el panorama musical en España?
La experiencia ha sido muy positiva, poder fusionar mi percusión latina con la música española dio resultados muy buenos y también he aprendido más de la cultura española y he incorporado matices a mi repertorio.

¿El panorama musical en España?… Lo veo mucho más difícil ahora que años atrás, es más, te voy a contar una anécdota: tengo un amigo percusionista que llamó al fontanero para un avería y ya entrando en confianza con él, éste le preguntó a que se dedicaba…y al decirle que percusionista, pensando que era ironía el fontanero le volvió a preguntar: “¿Pero de qué vives? ¿A qué te dedicas?” Si esta mentalidad no cambia, el panorama musical español  no será muy diferente de la idea que tenía aquel fontanero…

Has grabado con el maestro Bebo Valdez, ¿Como fue la experiencia?
Grabé para la banda sonora de la película “Chico y Rita” y  me gustan las anécdotas e historias de Cuba que contaba, que consiguen  de alguna manera transportarte a la época que ellos vivieron…

Actualmente sigues impartiendo clases. Explícanos un poco tu forma o método de trabajo con el alumno y un contacto para los interesados…
Las clases van desde principiante a nivel avanzado, dependiendo del nivel del alumno y pueden ser individuales o en grupo.  El método de trabajo es siempre personalizado, intento ajustarme a las necesidades e intereses de cada alumno partiendo siempre de su capacidad técnica. Los interesados puedes contactar conmigo en el 675.92.75.42

¿Qué cualidades crees que debe reunir un buen percusionista?
Perseverancia en el estudio, creatividad,  afán de aprendizaje, espíritu de trabajo, alegría, capacidad de improvisación… Es importante querer mejorar cada día; tener la capacidad de ser exigente y crítico contigo mismo; la humildad para poder estar por encima de la competitividad y absorber todo lo bueno que puedan aportarte otros músicos… en definitiva, dedicación y pasión por lo que haces.

¿Crees que es imprescindible un buen maestro o puede formarse uno de manera autodidacta?
Según mi experiencia, es imprescindible un buen maestro que te transmita sus experiencias y al mismo tiempo te corrija todo lo que puedas aprender de forma individual. Yo he tenido la suerte de recibir clases de grandes maestros, entre ellos José Luis Quintana (Changuito)  y te aseguro que corrige mucho mucho.

Eres  artista de la legendaria marca Latin Percussion (LP), ¿Puedes contarnos el set que utilizas?
Como bien dices, tengo la suerte de contar con apoyo de Latin Percussion. Siempre ha sido mi marca preferida  porque la calidad de sus instrumentos me permite siempre tocar al más alto nivel. En cuanto al set, es diferente según la ocasión y el artista.

Por ejemplo, cuando toco latin jazz utilizo cuatro Congas (paladium, que estoy encantado con su sonoridad, por cierto), juego de Batás, Cajón, Maracas, Chekeré, Bongó, en ocasiones Timbales; y otros elementos de percusión menor. Cuando se trata de pop tres Congas, Djembe, Bongó, Cajón, Panderetas, Timbales, Shakers, Campanas, etc.

Si tuvieras que elegir  un solo instrumento de percusión, ¿Con cuál te quedarías?
Considero que la conga técnicamente es un instrumento muy completo y su dominio te facilita la ejecución en la mayoría de los instrumentos de percusión.

Háblanos de tu proyecto LA RUMBA DE PEDRO PABLO…
Empecé con el proyecto hace como unos tres años porque quería transmitir las raíces afrocubanas y populares de nuestra música, todo esto fusionado en ocasiones con géneros de otros países. Siempre tuve claro que a la formación original de la Rumba Cubana le añadiría el contrabajo y el tres, que son instrumentos muy utilizados en nuestra música tradicional, porque quería darle una sonoridad más actual. También quería contar con una pareja de baile que mostrara los bailes típicos de nuestra cultura.

Hemos actuado en muchas de las salas más representativas de Madrid con colaboraciones de otros grandes artistas y estamos empezando a abrir mercado fuera de España.

Una de las cosas más bonitas con las que me quedo es que a raíz de ver el espectáculo, algunas de las personas que empezaron como espectadores han terminado siendo alumnos míos o apuntándose a las clases de danza afrocubana de nuestros bailarines.

En este tiempo hemos logrado consolidar un público que nos sigue y disfruta con lo que hacemos casi tanto como nosotros. Me gusta ver cómo nos hemos convertido en una pequeña familia y aún así no deja de sumarse gente.

¿Qué proyectos tienes a corto plazo?
Por una parte seguir desarrollando “La Rumba”, tengo varios festivales a nivel europeo previstos en Córcega, Grecia… también varias Clinic fuera de España, eso sin dejar de lado a mis alumnos; a los que les voy a seguir exigiendo el 200% en cada clase. Además, estoy definiendo los últimos detalles para la creación de un grupo de Timba Cubana y tengo un proyecto entre manos de una fusión de latin jazz afrocubano que es un concepto muy innovador y del que espero excelentes resultados

¿Algo más que quieras contar a Batería Percusión?
Darles las gracias y la enhorabuena por la fantástica revista que llevan a cabo, ha sido un placer compartir con ustedes un pedacito de mí, de mis vivencias y de lo que es para mí la música. Les envío también un saludo a todos los lectores y los que aún no lo son, animarles a que le hagan un huequito a la música en sus vidas.

, ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>