Go to Top

Pedal Gibraltar 9711GS G Class Pedal: a tus pies

pedal001La batería en sí es un instrumento realmente joven, muy poco más de cien años de antigüedad la contemplan. En la música popular los grupos u orquestas a finales del XIX principios del XX contaban generalmente con dos o tres percusionistas que se repartían la tarea de tocar caja, bombo y platillos. Esto en bandas que marchaban funcionaba muy bien, pero cuando se interpretaba sentado en teatros, salas etc. los pies quedaban liberados, parecía buena idea utilizarlos y reducir el número de músicos para abaratar costes.

Se fueron desarrollando avances “tecnológicos” como el pie de caja y el pedal de bombo que una vez consiguieron fabricarse de una forma que resultase operativa, integraron en un sólo músico lo que hasta entonces realizaban varios, era el inicio de la figura del baterista.
Centrándonos en el pedal de bombo, el primero que consiguió ser eficaz fue el fabricado por W. F. Ludwig en 1909, aunque ya se habían realizado intentos conceptuales anteriormente no demasiado útiles. Desde aquellos modelos hasta los propuestos en nuestros días, muchas etapas se han ido cubriendo y como consecuencia mejorando prestaciones y facilitando la labor del músico Gibraltar Hardware es una compañía líder en la fabricación y  comercialización de stands para percusión, racks para baterías, stands para cajas y pedales de hit hat y bombo, ocupa una posición privilegiada en el mercado. Dentro de sus líneas de producto se inscriben los pedales de batería y percusión y a su vez dentro los pedales la nueva serie G Class.

“El G Class tiene como objetivo ofrecer un pedal que combine potencia, rapidez y estilo.”

Características
pedal005El G Class tiene como objetivo ofrecer un pedal que combine potencia, rapidez y estilo. Para ello propone una serie de innovaciones en base a conseguir  que te sientas rápidamente adaptado a él y no eches de menos ninguna función ni atributo, desde la maza hasta la base de apoyo. Vamos a echarle un  vistazo al 9711 GS de la serie.

El pedal está construido, la placa base, de roca de metal fundido que va a garantizar resistencia y durabilidad. Empezando por el montaje el G Class cuenta con el sistema Helix, que lo ancla al bombo a través de un engarce que controlas sin hacer fuerza, con un sólo dedo, y lo liberas de la misma manera, cómodo y rápido sin tener que enroscar ni nada parecido. Para un ajuste todavía más preciso, entonces si, una rueda que baja una pequeña prensa permite estabilizarlo más, cuestión de segundos. La plataforma de apoyo del pie es muy sensitiva de manera que la respuesta es muy rápida, si lo tuyo tocando va de pegada y rapidez es una buena opción. Su textura es suave a la vez que ancla el pie con seguridad. El movimiento del pedal se elimina por doble estabilizador de espuelas y una base de goma antideslizante. Altura reposapiés independiente y el ajuste batidor permiten situar perfectamente la sensación del pedal sin cambiar la tensión del muelle.

La tensión viene dada por un muelle cuya intensidad se ajusta con una ruedecilla dentada situada en el lateral de la carcasa de una sola pieza que lo protege. pedal004Te permite variarla con suma facilidad y experimentar con ello. Por otro lado el G-Drive Power Pivot, una leva de doble ajuste, hace posible variar la resistencia y la movilidad en función del estilo musical que quieras interpretar, dotándolo de una fácil adaptabilidad y versatilidad. Para terminar con las características diferenciadoras fundamentales, es necesario comentar que la maza puede disfrutar de un peso variable. Esto el G Class lo consigue porque en el interior de la masa hay tres piezas imantadas que puedes quitar o poner a tu gusto, restándole o añadiéndole el peso de estas, realmente curioso.

“El pedal está construido, la placa base, de roca de metal fundido que va a garantizar resistencia y durabilidad.”

Conclusiones
Dentro de las propuestas que conviven el mercado del hardware y de los pedales para bombo o charles, consideramos que la G Class de Gibraltar incorpora una serie de funciones que aportan un feel muy inspirador a la hora de tocar. La estabilidad, durabilidad, comodidad al setearlo y al ejecutar, son atributos que no le son ajenos a este pedal. Respuesta, precisión, punch…un buen número de sensaciones que no deberías perderte y por un precio que ni se acerca a los 200 euros. Ve a tu tienda favorita a probarlo, tal vez te sorprenda y acabe a tus pies.

Jose Manuel López

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *