Go to Top

Jeff Jerolamon

No importa si no tiene sinwg.

por Asensio Ros "Wally".

Jeff es un batería de jazz, de los más grandes que podemos disfrutar en nuestro país, de origen estadounidense lleva más de 30 años afincado en España trabajando con los mejores especialistas de género y siendo un gran estilista. Comparte su trabajo de sideman con su dedicación a la docencia. Tuvimos la suerte de charlar con él y todo queda reflejado en esta entrevista, amigos: Jeff Jerolamon.

¿Qué edad tenías la primera vez que te sentaste delante de una batería?

Yo tendría 9 ó 10 años todos vimos en esta época, sería el año 64, a los Beatles en el programa de Ed Sullivan en televisión y al día siguiente salimos corriendo a comprar una batería, una guitarra…todos queríamos ser Beatles. Luego salió  “Qué noche la de aquel día” y vi a  las chicas detrás de ellos y pensé: ‘Este parece un buen trabajo’.

¿Cómo ingresaste en el mundo de la música y del jazz?
Bueno yo la batería hasta que tenía 14-15 años no la tomé muy en serio era un hobby. Tocaba con los discos de rock, con más chicos, hacia mi clase de batería  cada semana, estudiaba media horita…

¿Autodidacta al principio?
No desde el principio yo tenía un profesor que me enseñaba a leer, mi profesor era el batería del grupo de mi  hermano. Mi hermano mayor tocaba el bajo y yo tocaba la batería… pero ya estaba en programas… es que Estados Unidos es diferente a aquí…la música está en los colegios, no hay conservatorios como aquí. En los Estados Unidos el conservatorio es  superior, es a nivel de universidad.Dentro del mismo instituto está la banda de concierto que es como la sinfónica, está la de marcha, como se ve en las pelis en los partidos de fútbol y luego la ‘stage band’, es como la big band de jazz, de swing. Entonces ya estudiaba desde los 12 ó 13 años con programas de verano. Luego al entrar al instituto me di cuenta que el deporte no era lo mío y dije voy a dedicar mi energía a otra historia. Había un chico que era más mayor que yo que practicaba la batería 8 horas al día, yo nunca pensé que se podría practicar tanto tiempo, en el deporte sí, jugando al baloncesto si tenía sentido pero la música era un hobby. Entonces algo hizo click, al mismo tiempo vi a Buddy Rich en la tv. Hasta entonces el batería que más destacaba era Ginger Baker, luego también John Bonham que hacía un tema que se llama Moby Dick…todo eso era muy interesante, pero cuando vi a Buddy Rich era como otro mundo, era como ver a Fred Astaire tocando la batería y eso me cambió un poco la vida. Entre el chico que estudiaba tantas horas y lo de Buddy Rich, que vi que nivel es posible alcanzar…ya sé que no voy a llegar a ese nivel nunca pero cuando eres joven (risas).

Entonces a partir de ahí, de ver a Buddy fue cuando te inclinaste hacia el jazz…
Sí primero fue big band y a los 14-15 años ya fui a saco, empecé a estudiar 5, 6, 8 horas, lo que podía.

En el 82 te vienes a España. ¿Qué te impulso venir a un país donde el jazz no es la cuna de la música y la fama que tenemos por ahí es de pandereta y flamenco?
Bueno yo no sabía lo que era un país de  pandereta (risas) y de flamenco muy poco.

Estaba viviendo en Nueva York desde el 76 hasta 81 por razones personales,  matrimonio, voy a vivir a Nueva Jersey donde estaba tocando con diferentes grupos y cuando se acaba el matrimonio decido cambiar, puedo volver a Nueva York –que ya sé lo que hay-  o puedo ir a Australia o Europa.

Australia está muy lejos y en Europa solo conocía a una persona, un pianista que se llama  Joshua Edelmann que estaba viviendo aquí y tocábamos juntos cuando  vivíamos en Nueva York. Entonces justamente aquel verano, el vino de visita por los Estados Unidos y le pregunté: ¿Donde estas tú?  ¿En España? Sí en Valencia, ¿Valencia? ¿Se puede trabajar? ¿Qué hay allí?… Bueno ven si quieres, mi intención era ir y ver como era y si no irme al norte a Holanda o a Paris y nada era el 82 y aún estoy aquí.

Habías tocado con muchos músicos ya por entonces ¿Cómo viste el nivel del Jazz cuando llegaste a España y cómo lo ves ahora?
No tiene nada que ver, cuando llegué a España en Valencia concretamente había 3 grupos y tres locales, uno que se llamaba Perdido, otro que se llamaba Caballo y otro que se llamaba Tabarca y luego había sitios sueltos como Planta Baja y algunos sitios perdidos y claro entre esos tres grupos iban rodando. Yo llegué a tocar 15 días al mes en aquella época sin salir de Valencia… sí, si y ahora claro… eso hace 29 años y ahora hay como dos, tres generaciones de músicos de jazz que han aprendido. En aquella época  España no estaba al nivel de Europa, ahora sí.

¿Quieres decir que en aquella época había mucha diferencia, que el nivel era más bajo?
Sí, muy pocos músicos, no hablo de Tete Montoliu, hablo de gente de aquí corriente de Valencia, Barcelona y Madrid.

De todos los músicos con los que has tocado si tuvieras que elegir a tres músicos que te hayan sorprendido por su musicalidad, su técnica… ¿Destacarías a alguien en concreto?

Sí, George Cables, que tenía una presencia musical que me influía mucho, pianista. Un amigo, Brian Traynor un músico con el que tuvimos una larga relación desde los años 70 hasta que falleció, yo creo que hay una relación especial entre pianista y batería, es como tu pareja.

¿Más que con el bajo?
Sí porque el bajo esta haciendo walking rítmicamente y está bastante limitado, neutro, está ahí. El juego está con el pianista y cuando se abre esta comunicación especial pasa eso.

¿Qué buscas en un músico para pedirle que toque contigo? ¿Técnica, feeling?
Lenguaje, lenguaje primero y luego que escuche, comunicación.

¿Cómo explicarías el lenguaje musical, como lo definirías?
Bueno el lenguaje son las cosas que por el estilo de música que estas tocando se entienden por todo el mundo, porque todos han escuchado los mismos discos. Entonces uno te dice blanco y tú sabes responder con negro o con blanco también.  Es compenetración y es una espada de doble filo porque si tocas con gente que sabe el lenguaje tu tocas mejor y el suena mejor. Sin embargo si tocas con alguien que no conoce lenguaje, lo que siempre suena bien ya no encaja, porque el otro no sabe que hacer para que encaje, falta la compenetración.

Esta pregunta también prácticamente la has contestado pero si quieres matizar algo ¿Cómo ves el panorama jazz actualmente en España?
En general el jazz esta muy difuso, muchas direcciones, muchos estilos. Hasta cosas que no tienen nada que ver con el jazz pero como tienen un contrabajo y una escobilla ya lo llaman jazz. Entonces para mí siempre está en base a un cierto lenguaje, si sales demasiado de este lenguaje ya no es jazz.

Lo que llamaban Latin Jazz por ejemplo, cuando yo era pequeño, años 70 (risas) por decirlo de alguna manera, esto no existía, yo recuerdo por ejemplo en el Village Gate que hacían un concierto los lunes se  llamaba ‘Jazz meet Salsa’ y era simplemente un solista, era Dizzy Guillespie, James Moody o quien fuera, que era como invitado y era un solista de jazz  encima de un grupo, entonces ha seguido siendo musica de baile con un solo de jazz de saxo, por ejemplo, encima. Yo vi el Latin Jazz como un grupo de salsa, es como llamar a Bruce Springsteen jazz por que está Clarence Clemons tocando un solo de saxo.

Bien, conservatorio. ¿Qué trabajo desempeñas?
Soy profesor de batería en el departamento de jazz.

Y relacionado con esto ¿Qué carreras se cursan, cuanto duran y que instrumentos se enseñan dentro del departamento de jazz?
Dentro del departamento de jazz están los metales más normales, trompeta y trombón, trompa no hay y de momento clarinete no hay tampoco, ha quedado un poco anticuado aunque no debería pero… están los saxos, trombón, contrabajo, guitarra, piano y batería

¿Qué dura el ciclo de lo que sería la carrera de jazz en el conservatorio?
Cuatro años.

¿Para ingresar?
Hay que hacer una prueba de acceso.

¿Qué es lo que más te gusta de dar clase?
Lo que más me gusta de dar clases es ver el progreso del alumno, compartir mis experiencias y a nivel egoísta yo siempre aprendo algo también.

¿Destacarías algún alumno que haya pasado por la escuela?
Bueno hay gente que destaca, con mucho talento y seguiría destacando aquí o en Berklee, los que destacan buscan una manera de llegar como sea.

Sí pero un buen profesor también ayuda…
Sí, claro que sí (risas)

Como profesor, como músico ¿Qué aconsejarías a una persona que esta empezando a aprender música y a tocar la batería?
Escuchar, escuchar y escuchar, escuchar los discos que hay que escuchar, si hablamos de tocar jazz buscar los discos clásicos, Art Blakey, Philly Joe Jones, Kenny Clarke, Art Taylor…y con el tiempo empezar a intentar imitarles y no solo escuchar la batería si no lo que esta haciendo todo el grupo. En mi método incluyo una guía de cómo escuchar los cd para que uno pueda saber…porque a veces dices, sí escucho pero…que, ¿Qué hago?

Preséntanos tu libro ‘Straight-Ahead Jazz Drumming’
Vale. Pues en el magisterio, en el conservatorio y en general como yo veo la enseñanza para tocar la batería en general y más concretamente el jazz, se dividiría en tres apartados, ensamble, como interpretar un arreglo o tema que vas a tocar, como acompañar al solista y luego la batería como solista, cuando tiene que tocar un solo. Y en realidad no hay otra cosa, una de esas tres cosas vas a estar haciendo y la que más vas a hacer es acompañar al solista, porque igual el tema dura 30 segundos y ahora hay nueve minutos de solos e igual tocas ‘cuatros u ochos’ al final del tema, o no. Entonces yo quería centrar este libro en la parte del jazz más presente, en como acompañar al solista y en el contexto de cuando tocamos en ‘Straigh-Ahead’,

 
una expresión de los años 60, bueno 50-60s, cuando empezaba a entrar más variedad en los temas de jazz, temas de tre por cuatro, igual en el puente vas a latin -en esta época dicen latin en general- pero temas que igual estás tocando en una jam y dices como quieres hacerlo o como es o no lo conoces, entonces: ‘Straigh-Ahead’ ‘todo recto’ no hay tre por cuatro, no hay latin, no hay swing. Hoy en día tu dices vamos un tema ‘Straight-Ahead’… ya hemos hecho uno en latin, otro muy abierto, en este contexto el bajo esta haciendo walking todo el tiempo etc.

¿Es un libro enfocado a tus alumnos en concreto o le puede interesar a cualquiera?

Curiosamente este libro lo empecé con la fantasía…porque en el conservatorio en los primeros años el batería no tenía ni profesor, podía estudiar con el de clásico pero de jazz no tenían profesor, entonces con la fantasía ¿Qué haría yo si tuviera ese trabajo? En realidad no encontraba nada por ahí que tuviera el lenguaje que yo buscaba y presentado en la manera que a mí me gustaba presentarlo. Siempre en la enseñanza hay dos maneras, el específico y el general.   Específico es ‘así es como lo hacía Philly Joe Jones’, ‘así es como lo hacia…’ y  tienes transcripciones, hay buenos libros, John Riley tiene par de libros muy específicos, pero yo quería dar una cosa más general, un lenguaje que hace todo el mundo, el lenguaje más común.

Me has contestado a la pregunta que te iba a formular, que diferencia hay entre tu método de jazz  y los típicos…
Bueno el libro mío es muy conceptual y hay varias cosas que hablamos, primero es como tener un buen walking con el plato, porque el bajo esta haciendo walking y en realidad el plato también lo esta haciendo  y si no me crees escucha un disco de jazz en el coche y no oyes el bajo y sin embargo intuyes el bajo porque el plato ahí está haciéndolo, incluso he hecho un apartado en youtube demostrándolo.  Después pues cojo el lenguaje de cómo acompañar, el comping sencillo de batería y desde ahí empezamos a trabajar con tensiones, como crear tensión y luego resolverlo, crear emoción y esas son cosas que vi muy pronto. Viviendo en New York fui a ver a baterías, a los maestros y todos lo hacían, desde Elvin Jones, Louis Hayes, Jack DeJohnette …todos tocan así como en olas de frase, no tocaban tiempo, no eran como lo estaban esperando los que están acostumbrados al rock que es como  una cosa fija y luego variaciones pero siempre volviendo, era más como olas de energía que venían en frases que parecía que van con la estructura del tema y ahí vi a los pianistas y a los baterías creando tensiones y resolviendo en el mismo sitio y claro con el tiempo me di cuenta que viene con la estructura del tema, no era coincidencia, sabían donde resolver.

Entonces el libro está dedicado mucho, mucho a esto, casi la mitad del libro esta dedicado a como crear tensiones, resolverlas, como hacerlo para que no suene muy cuadrado ni predecible y más o menos de una manera breve eso sería. El libro se puede conseguir en La Novena si estás en Valencia, la editorial es Hal Leonard y en Amazon se puede adquirir también.

¿Actualmente sigues tocando con grupos además de dar clases en el conservatorio?
Doy clases privadas en la Asociación de Baterías y Percusionistas ABP donde está Yoel Paez y Copi. Y bueno ahora con la crisis los conciertos, bueno hazte una idea, hace 5 años hacia 140 fechas, el año pasado 59 y este año será mucho menos, entonces sigo tocando si (risas), pero mucho menos…

¿Con bandas abiertas?
Con quien más toco es con Latino, en su cuarteto homenaje a Gerry Mulligan…

Cambiando un poquito, una pregunta que siempre he tenido ¿Crees que es fundamental estudiar jazz para un batería sea cual sea el estilo al que luego vaya a dedicarse? El Jazz siempre se ha dicho dentro de la música que es la raíz desde donde evolucionó el soul, el r&b, luego saliendo el rock ¿Crees conveniente tener una base de jazz, estudiar o es algo que te puedes saltar y empezar estudiando ejercicios de pop-rock directamente? ¿Cómo lo ves tú?
Hoy en día, bueno, ten en cuenta que los baterías de rock clásico de los 60-70s vienen del jazz les gustara o no porque eso estaba en la escuela, Ginger Baker venía tocando jazz, incluso a los que no se les nota como Charlie Watts que le encanta el jazz, le gusta el jazz más que el rock (risas), pero hoy en día depende de lo que quieras hacer, si vas a tocar heavy metal ya hay muchos baterías de heavy metal que no necesitan eso, yo no creo, depende de lo que te gusta, lo que te emociona, deberías de tocar lo que te emociona.

Te lo digo porque yo personalmente soy más de rock- pop pero yo estudié una base de jazz porque mi hermano tocaba jazz y me ha venido muy bien a la hora de independencia, coordinación, feel, groove…una base de jazz siempre he pensado que va muy bien aunque luego ya te especialices…

Sí pero…hay independencia en el rock también. Uno de los libros más difíciles, bueno yo ni lo intento, es el libro de este ¿Cómo se llama?, bueno es igual, hay muchos libros de independencia, creo que eso ha pasado en los 60-70s pero ahora en el 2012 yo creo que ya no, no.

¿Qué diferencia encuentras  entre un batería de jazz y uno de rock-pop?
La diferencia es el lenguaje y la  técnica es completamente otra, porque la técnica al final es sonido, en realidad estamos hablando de sonido, entonces si tu objetivo es que cada vez que tocas la caja el nivel sea el mismo  y eso define un buen sonido y lo mismo con el bombo, eso no tiene nada que ver con el jazz, entonces ya sin hablar del lenguaje ya es completamente otro enfoque al tocar el instrumento

¿Crees que es mejor especializarse en un estilo? Hay baterías que intentan abarcar muchos estilos. ¿Tú crees conveniente centrarse en un estilo?
Depende, depende si lo enfocas como artista o como músico que quiere trabajar. Si quieres ser un músico que quiere trabajar y quieres tocar la batería para ganarte la vida, cuantos más estilos puedas dominar más posibilidades tienes de trabajar. Pero si quieres desarrollarte artísticamente y centrarte en un estilo o buscar tu voz, entonces yo diría, ve a por ello y trabaja en dar clases porque igual acabas en una orquesta o haciendo algo que no te gusta nada.

Tengo aquí una cita de Roy Haynes que dice: La batería es el fundamento donde se erige el edificio del jazz. ¿Tú lo ve así? También afirma que un buen baterista debe de tener dos cosas, una buena dosis de swing y un buen oído. No basta con tocar para uno mismo. ¿Dónde quedaría la técnica aquí? Porque no hace mención a la técnica, la técnica es muy importante  dentro del jazz.
Sí, porque Roy viene de una época donde la técnica no tenía…si escuchas las baterías de soul años 60 es la misma técnica que tocando jazz, no tenía esto de “Pup-paff-pup” el sonido era más jazzistico, Bernard Purdie,¿Cómo se llama este que hacia…Al Jackson? El que hacia todos los discos de Staxx. Sí, es un sonido de jazz, entonces Roy viene de aquí, no tiene esta mentalidad, Roy tiene 84 u 85 años.

Lo que está diciendo él es una cosa que yo he notado de muy joven, algo muy parecido decía Buddy Rich también en una cita que no recuerdo exactamente pero era algo así: ‘Un buen batería en un grupo mediocre puede subir el nivel del grupo y un batería destacado puede coger un grupo solamente bien y subirlo a un grupo destacado’ que tiene mucho que ver con eso que estaba yo hablando antes de hacer a un solista sonar mejor de lo que en realidad es, darle más emoción, meter estas tensiones y resolverlo de una manera que cada coro va subiendo, es como si vas cambiando de marchas, esa es una de las cosas que me enseñaba George Cables y que he mencionado antes. Piénsalo  como un coche donde cada coro, para los que no saben de lo que estoy hablado cada coro es como una rueda del tema, cada rueda es la canción entera cuando estás improvisando, cada coro sube una marcha, primer coro, segundo, tercero, cuarto y quinto y siempre dejar la impresión de que siempre podrías dar un poquito más, si quisieras.

Lo que dice Roy es claro, tener el swing y buen oído, porque uno de mis preferidos baterías siempre va en equipo con el pianista y Roy Haynes y Dave  Klikowsky lo llevan impresionante. Recomiendo si encuentras un disco de ellos juntos que escuches como encajan porque es genial.

¿Qué set de baterías llevas ahora mismo? Tipo de madera, platos…
Soy endorser de NP, Murat Diril en platos, Remo en parches, llevo una caja de VAD (Viana Artisan Drums) y Jose Viana me está haciendo un clon de una vieja Gretsch.

¿Qué le pides a una batería para que te suene bien a jazz y que afinación usas?
A  mi me gusta el sonido viejo Grestch  y me gusta afinar de manera que el tom pequeño esté más agudo que la caja, esto Max Roach fue el primero en hacerlo. Llevo un 12” y un 14”. En caja una 14”, una vieja Radio king  monocasco de 7.5” y Jose Viana me está haciendo una de 5”. El base de 14” todo agudo en general, el bombo abierto me gusta que suene como un tom más, yo utilizo para bombo un 20”

Muchas Gracias Jeff por todo
Gracias a vosotros y si alguien quiere contactar conmigo lo puede hacer vía Facebook AQUÍ

, ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>