Go to Top

Gretsch Brooklyn Series

Un legado de 131 años de experiencia es un patrimonio que muy pocas empresas en todo el mundo, sea del sector que sea, tienen en su poder. En Gretsch® este “background” pesa tanto, que Brooklyn (2012) ha sido el primer producto made in USA de diseño totalmente nuevo en decenas de años. Por este motivo y para entenderlo mejor, he decidido enmarcarlo dentro de la historia viva de esta gran marca.

Como podemos leer en alguno de sus logos, Gretsch® se fundó en el año 1883 cuando el emigrante alemán Friedrich Gretsch® abrió una pequeña tienda de instrumentos musicales en la que ofrecía toscas panderetas, sencillos banjos y tambores de banda. El emplazamiento de aquel incipiente negocio fue Brooklyn (condado de Kings) que unido a Manhattan, Queens,  Staten Island y el Bronx formaron en 1898 lo que hoy conocemos como New York City (NYC).

Este trozo de historia contemporánea estadounidense nos confirma que Gretsch® es una de esas 6 ó 7 marcas que a mi juicio han escrito la historia del jazz, del rock y del pop de las últimas décadas. Una carrera salpicada de geniales innovaciones como fabricar el primer bombo de 20” para el inquieto baterista Dave Tough o el primer kit con doble bombo a petición de Louie Bellson.

En 1972 la compañía sale de NYC (al ser vendida a Pianos Baldwin) y recala en Arkansas donde se fabrica la línea de baterías hasta mediados de los años 80, momento en que la familia recompra la marca y mueve la planta de fabricación de baterías a la ubicación actual, Savannah (Georgia). Justo allí y en año 2012 comienza nuestra historia, una vuelta al principio, de vuelta a Brooklyn

Para Gretsch® el badge (chapa con el logo de la marca que disimula una salida de aire) siempre ha marcado los diferentes momentos de su historia, el redondo (round badge) fue utilizado en todos los tambores Gretsch® fabricados entre 1930 y 1970 y se han convertido en todo un símbolo icónico. Nuestro modelo a examen hace un guiño a esa época y presenta una versión en plata sobre fondo negro, una combinación de elementos del rico patrimonio de la marca con los continuos avances.

2

Quitando alguna rara excepción, la madera que la compañía siempre ha usado en sus cascos de fabricación “made in USA” siempre ha sido el arce norteamericano de primera calidad, rematado con el famoso y secreto sellado interno denominado “silver sealer” que según John Palmer (Gretsch Product Manager), favorece el rebote del aire en cilindro terminando de hacer ese sonido, el famoso “That Great Gretsch Sound”. En la serie Brooklyn también se ha empleado este sello en el interior pero sus cascos están fabricados con una mezcla de arce y álamo, un cambio en las maderas que otorga un sonido mucho más abierto, más cálido ideal para trabajar con afinaciones abiertas y si es con parches no demasiado gruesos funciona aún mejor.

Otro rasgo de la Brooklyn es el ángulo del corte del casco (bearing edge) en 30º. Muchos de vosotros os preguntaréis si hay mucha diferencia entre el sonido de un tambor con el corte a 30º,  a 45º ó a 60 grados y aunque parezca un detalle sin importancia, la respuesta es afirmativa.

Sin embargo de nada sirve si el corte no es totalmente perfecto y plano, una obsesión para la compañía desde el inicio. Este corte define la cantidad de madera que está en contacto directo con el parche, es decir, si el ángulo es más cerrado el contacto es menor y el parche suena más abierto, se mueve con más libertad, suelto, sin corsé, más musical, más Brooklyn.

Otra pata que sustenta el carácter de este kit son sus aros 302 Double Flanged, un diseño patentado en el año 1957 que era conocido como el “triturador de baquetas” debido a lo incisivo de sus bordes. El modelo actual es esencialmente el mismo pero con un borde más perfilado que como consecuencia no dañará tus baquetas como lo hacia el modelo original. Este aro al ser más ligero que el clásico “die cast” que Gretsch® monta en USA Custom, New Classic o Renown Maple, fomenta ese carácter “abierto” que proporciona esa receta de arce y álamo.

El resto del kit, lugs de afinación, sistema de suspensión de toms, tom holder, parches o sistema de bordonera en las cajas, son idénticos a los que sus hermanas USA Custom y USA Select traen de serie cuando salen de fábrica.

Los acabados disponibles son 4 satinados extraídos del menú de colores clásicos de la compañía, Satin Black, Satin Mahogany, Satin Natural, Satin Tabasco y cuatro vinilos (nitron) nunca usados anteriormente, Black Oyster, Cream Oyster, Grey Oyster y Red Oyster. Otro guiño al pasado es el acabado de los aros del bombo que van en natural para los acabados satinados y negro con inlay en los nitron.

Aunque es material premium fabricado en USA, Gretsch ha decidido vender la series Brooklyn en sets cerrados con la posibilidad de añadir elementos sueltos.

Estos son los “shell packs” que se comercializan en Europa.

12″ x 8″ TT; 14″ x 14″ FT; 18″ x 14″ BD

12″ x 8″ TT; 14″ x 14″ FT; 20″ x 16″ BD

12″ x 8″ TT; 14″ x 12″ FT; 20″ x 18″ BD

12″ x 8″ TT; 16″ x 16″ FT; 22″ x 14″ BD

12″ x 8″ TT; 16″ x 14″ FT; 22″ x 18″ BD

13″ x 9″ TT; 16″ x 16″ FT; 24″ x 14″ BD

He sometido a un kit formado por bombo de 20”x 18” con tom de 12”x 08” y tom base de 14”x 12” a dos pruebas de campo con todo original sin cambiar nada, es decir, con los parches y aros originales. Describo las charlas con los dos técnicos que me asistieron mi intención es no aburrirte con una serie de calificativos absurdos que no van a ningún lado.

3

En primer lugar un evento al aire libre para unas 500 personas microfoneado y amplificado con equipos de gama alta donde prácticamente soné con el micro de bombo y los 2 overheads, el técnico del FOH me preguntó varias veces por la batería (que parches usaba, que medidas tenía, de que madera estaba fabricada) asombrado por la proyección que tenía. Pincelada de reverb y a correr…

En segundo lugar lo usé para grabar 5 temas para una producción power pop donde tardamos unos 30 minutos de reloj en sacarle sonido. El técnico comentaba que al abrir los micros la batería ya sonaba. Sólo movió algún micro para tener más o menos efecto parche y grabamos los temas del tirón (esta vez lo traía aprendidos…). En la mezcla solo comprimió un poquito, pincelada de reverb y meterla en plano. Quitando un par de overheads de alta gama, el resto eran los micros dinámicos estándar de siempre.

El único “pero” por ponerle alguno, es la limitación en acabados y medidas, esta serie quizás merecería un tratamiento a la carta como su prima USA Custom.

Si tienes la oportunidad de probar uno de estos kits, estoy seguro que recordarás este artículo y que me darás la razón.

Si quieres más pincha aquí: http://www.gretschdrums.com/?fa=drums&sid=721

Disfruta de la música, disfruta de tu batería.

Un saludo.

Antonio J. Sierra.

 

 

Ficha Técnica.

Gretsch®Brooklyn Series


Casco:                                                              6 capas Arce/Álamo

Acabados:                                      Satinados o Nitron (vinilo)

Interior:                                            Silver Sealer™

Ángulo corte del casco:         30 grados

Hardware:                                      Cromado

Aros Tom y Caja:                        302 Double Flanged

Aros bombo:                                Natural para los acabados satinados y negro con inlay en los nitron.

Lugs:                                                  Gretsch® 5472

Suspension de toms:               Gretsch® GTS

Tom Brackets:                             Gretsch® 9025

Sistema bordonero:                 Lightning

Parches Toms/caja:                  Gretsch® Permatone (1 capa coated)

Parche Bombo:                           Gretsch® Permatone Powerstroke® coated

,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>