Go to Top

Entrevista a Walfredo Reyes Jr.

De familia de músicos, Walfredo Reyes Jr. es uno de los grandes percusionistas de la actualidad. Combina la percusión cubana, con la afro-americana, la “world percussion” y la batería, fusionando todas las disciplinas y añadiéndo una buena dosis de pasión en todo ello. Actualmente de gira con Chicago, aprovechamos el 50 Aniversario de LP Percussion para charlar con él. ¡Y lo hicimos en español!

¿Cuál fue ese primer día en que te diste cuenta que ibas a ser percusionista de por vida?

Yo nací en Cuba y empecé a tocar percusión en Puerto Rico donde me críe, cuando era joven tocaba por placer para acompañar a mis amigos en canciones de navidad, en la Iglesia y por situaciones sociales. Cuando cumplí doce años empecé seriamente a estudiar la batería con mi padre que era profesional y en ese tiempo, al cumplir los trece años nos mudamos a Las Vegas, Nevada, por el trabajo de mi padre y mientras seguía mis estudios en la batería (leyendo música, ejercicios de independencia, etc.) empecé a tocar percusión latina con bandas de rock y para espectáculos y artistas en Las Vegas. Ahí fue cuando yo me decidí a seguir profundizándome en el mundo musical de la percusión completa y mundial (Brazil, Caribe, India, China, clásica, etc.)

Tu padre, fue tu primer mentor, tu maestro ¿Cómo recuerdas aquellos primeros años de aprendizaje?

Muy difícil estudiar con padres de uno (risas). Cuando tenía doce años fui a un baile de la escuela con mi novia y había una banda de Rock tocando. Todas las muchachas estaban emocionadas poniéndole atención a la banda y ahí yo dije “Yo pagué por la cena, los boletos y ¿ahora las muchachas quieren conocer e irse con los músicos?” Al día siguiente le dije a mi padre que quería lecciones de batería. Estudié con él por seis meses en una goma de práctica, con el libro de lectura y rudimentos de Henry Adler y Buddy Rich y un metrónomo. Al mudarnos a Las Vegas empecé con diferentes maestros de batería y percusión clásica. Mi padre fue más que un maestro de
batería. El me aconseja en asuntos de música, negocios y la parte emocional del negocio de la música. Tengo mucha suerte de nacer en una familia llena de músicos por ambos lado, madre y padre. Soy “De Los Reyes” por parte de padre y “Palau” por parte de madre. Si entiendes inglés, ESTO es un escrito que explica más.

¿Te ha pesado su fama? ¿Crees que el público compara?

Cuando uno tiene familia musical siempre la gente y crítica nos compara. Yo aprendí mucho de mi padre y amigos suyos, como Alex Acuña y Cachao, Chino Pozo, Orestes Vilato y muchos más, pero uno tiene que encontrar su propio camino y su huella individual musical. Mi hermano Daniel de los Reyes (percusionista con Zach Brown Band) también tuvo que hacer lo mismo. Sería más fácil para mi si me hubiese quedado tocando música cubana con el nombre de mi familia, pero decidí ir contra la corriente. Si miras mi curriculum, vas a
encontrar artistas desde Celia Cruz a Steve Winwood, de Sergio Mendes a Chicago, de Santana a Joe Sample o sea mucha variedad. En mi cocina hay de todo de 5 estrellas, y el menú es de calidad pero con variación y versatilidad. De paella a hot dog y de comida china, africana o latina a ¡hamburguesa! (Risas)

Desde tu punto de vista ¿Qué aptitudes debe reunir un buen percusionista?

Hay que tener la mente abierta para todas las posibilidades. Yo toco batería y percusión pero me considero un “Ritmático”.Tengo mi arsenal de herramientas y sonidos y algunos no vienen de instrumentos regulares. Soy como una agencia de viajes. Donde el artista quiera ir, para allá vamos. A veces grabo batería y después percusión o a veces una mezcla de los dos al mismo tiempo. Dependiendo del estilo de música, a veces no entra la batería y es sólo percusión, y a veces sólo batería. Cuando yo acompaño a un artista con
alguien tocando la batería, mi trabajo es colorear y ponerle sazón a algo que ya esta cocinado y creado con el “groove” de batería, el bajo y guitarra. Muchas veces cuando yo toco batería si el percusionista toca demasiado pueda que obstruya mi “Groove”. Es como
echarle demasiada sal a los huevos fritos, ¡los dañas! Hay una línea que si la cruzas, dañas y no mejoras… y eso es cosa de estudiar, abrir los oídos y ser músico antes que solista o individualista. Músico para la música primero. A veces la comida no necesita sal y hay que tener la madurez de ¡hasta no tocar nada!

Has girado con muchas estrellas del pop ¿Hay alguna gira que recuerdes especialmente?

Cuando empecé a dedicarme a la percusión, no sabía que iba a tener la fortuna de trabajar con tantos artistas de los que era fan y… viajar tanto por el mundo. Tengo muchos recuerdos y anécdotas como para escribir un libro, pero a veces además de los recuerdos de grandes conciertos y de pequeños conciertos, uno aprende de los músicos y artistas con los que uno trabaja. Por ejemplo, recuerdo caminar las calles del mundo con el gran maestro percusionista Armando Peraza mientras trabajamos con Santana. Tocando con el francés Johnny Hallyday en 2000 en la Torre de Eiffel para medio millón de personas, Rock en Rio con Santana en Brazil para 250.000 personas… son muchas las experiencias que uno lleva en la memoria. Las uso y las enseño, es muy importante pasar la información a la juventud para que siga viviendo la música de manera inmortal.

¿Qué diferencias encuentras entre trabajar para un artista y el trabajo en bandas sonoras de películas? ¿Cómo lo enfocas?

Si es en el estudio no hay tanta. La música dicta la necesidad de los instrumentos. El artista o compositor es el cliente. Hay veces que todo ya está escrito y hay veces que no y quieren que uno cree una parte musical.

¿Cómo te enfocas, si lo haces de manera diferente, entre el trabajo en estudio y el directo?

Buena pregunta. La situación en el estudio es más microscópica. Uno graba, para, oye, hace otra canción diferente o re-graba otra vez… en vivo tienes que tener los instrumentos preparados para hacer 15 ó 20 canciones una tras de otra. El equipo instrumental es muy importante y lo dicta la necesidad de las canciones. No hay límite para un percusionista. Hay artistas que quieren sonidos que físicamente no los puedes llevar al escenario o en gira y los tocas de un sampler como el Spd-sx Roland porque cuesta mucho traer por ejemplo un bombo gigante, gongs enormes, o un “sofá”, un mueble metálico, etc. que grabaste en el estudio, pero es un desastre económico si lo llevas todo en gira…

¿Cuál es tu set de percusión habitual? ¿Lo varías en función del trabajo?

La canción lo dicta todo. Con Santana usaba batería con timbales a la izquierda con cencerros y percusión, con Lindsey Buckingham me sentaba en un cajón rodeado de TD- 30 Roland (porque Lindsey quería 13 sets de batería distintos, uno para cada canción) con platillos Sabian y LP percusión, con Robbie Robertson era bombo y caja con hi hats y platillos, pero los toms eran tambores nativos indígenas americanos (no había percusionista y yo doblaba entre los dos) con Chicago toco percusión simple, congas, timbales, bongos y pandereta y percusión pequeña pero (muy pronto tengo que incorporar el Octapad o Spd-sx porque hemos grabados en el nuevo disco sonidos que voy a necesitar usar en vivo.)

¿Qué diferencias encuentras entre el rol de un baterista o un percusionista dentro de la banda?

Para mí cuando hay baterista y percusionista en la banda, el baterista tiene más responsabilidad (marcar los tiempos de las canciones, manejar el groove de la banda, elevar o bajar la dinámica, etc.) y la percusión es como el merengue en el bizcocho, ayudar al baterista, sazonar, decorar, complementar. A veces si no hay percusión, yo siendo baterista/percusionista, incluyo la percusión para crear una ilusión o un ritmo más grueso.

¿Cómo tratas de encontrar tu espacio en el sonido final de la banda?

En una situación con bandas de muchos años y una enorme discografía como Santana, Chicago, Steve Winwood… uno tiene que empezar por aprenderse todas las canciones originales que están tocando al momento. Pagándole respeto a los grandes bateristas/percusionistas que escribieron “el libro” de la banda original. Con el tiempo uno puede poco a poco hacer variaciones o cambios -si es que lo aprueban los músicos o el Artista principal (tu jefe)- y poco a poco uno le añade su huella musical siempre y cuando complemente la música a un alto nivel. Es una situación sensitiva. Puedo hacer una entrevista sobre este tema solamente.

¿Qué encuentras en los instrumentos de LP que te gusta?

La razón porque me gusta LP, es que en el mundo enorme de la percusión, LP tiene el catálogo más grande del mercado. Siempre va a haber un instrumento de una parte del mundo que no lo tiene la compañía pero si eso pasa, LP lo va a encontrar de alguna manera. Yo he estado muchísimos años con LP y conozco a Martin Cohen cuando siempre estaba yendo a los clubs a observar y estudiar músicos, a preguntar que necesitaban, a llevarles productos que el había construido a ver si funcionaban eficazmente o no y eso se llama “pasión”. También, como yo viajo tanto, LP está en todas partes del mundo y me hace la vida más fácil.

Estás dedicado también a la enseñanza ¿Qué nos puedes contar acerca de ello?

Yo tuve grandes maestros directamente e indirectamente, o sea lecciones pagadas y lecciones por músicos que me ayudaron muchísimo. Aprendí siendo estudiante a ser maestro. Me encanta enseñarle a alguien como hacer un bloque y ver como construyen una casa. Es un gran placer para mí. Recientemente mi reto mas grande, como maestro, fue enseñarle a mi hija en muy poco tiempo ser una percusionista profesional. Ella esta en USC estudiando para su bachillerato de música y realizó una prueba para George Benson como cantante y se ganó la posición pero querían saber si ella podía tocar percusión también. Ella tocaba un poco pero no se consideraba percusionista. Les dijo que si… y nos cometimos en dos meses a atacar fuertísimo, y llegar al nivel que en estos momentos esta de cantante /percusionista en la gira presente de George Benson 2014. La sangre nueva viene ¡fuerte y p’alante! Yo aprendí mucho en este proceso, sinceramente, fui yo el estudiante. Además de grabaciones y giras me dedico a dar clinics y talleres para Mapex Drums, LP, Sabian, Regal Tip, Remo y Roland.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>